Hola, Bienvenid@ a nuestro blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.

20 de marzo de 2018

Agentes forestales recalcan reducida dotación humana y necesidad de Ley de Cuerpo Especial tras estudiarse su situación

La Asociación de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía (Aamaa) ha reaccionado a la presentación de los resultados del estudio sobre el análisis y diagnóstico de la situación de los agentes forestales en la comunidad andaluza presentados por la Junta de Andalucía, recalcando en este sentido la reducida dotación de recursos humanos y la conveniencia de contrar para esta plantilla con una Ley de Cuerpo Especial.

El presidente de la Aamaa, Enrique Alés, ha señalado a Europa Press que, partiendo de la base del "agradecimiento" del colectivo a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y al director del estudio por el "alto interés y empeño en desvelar con rigor la realidad, percepción y posible proyección" del cuerpo de agentes de medio ambiente de Andalucía, considera como "altamente positivos" varios de los aspectos reflejados: es, para Alés, "encomiable" la alta participación del sector en el proceso de toma de datos.

A la hora de analizar el diagnóstico destaca, "de manera alarmante", la reducida dotación de recursos humanos de los agentes, "que sufren una gran perdida de efectivos sin que las actuales convocatorias de plazas en las ofertas de empleo publico sean capaces de cubrir la tasa de reposición". 

"Especial repercusión y expectación" ha causado una de las recomendaciones realizadas en el estudio, que expone la posibilidad de explorar nuevas formulas de organización, alguna de ellas en el marco de la estructura de las agencias administrativas, como pudiera ser la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya).

Dicha propuesta, en su justificación, invoca experiencias en otros países y otras comunidades autónomas, si bien, para los agentes medioambientales, "debería realizarse con mayor grado de detalle", ya que irían desde las experiencias de Italia y Portugal, donde cuerpos homólogos han sido integrados en órganos equivalentes a las españolas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, hasta el establecimiento "vanguardista" de las Leyes de Cuerpo Especial de las comunidades de Cataluña y Madrid.

VIGILANCIA PARA LAS MEDIDAS DEL LIBRO BLANCO 

No obstante, para la asociación, la solución a la problemática en la que se encuentra inmerso el cuerpo "no pasa inexorablemente por una migración a una agencia de régimen especial como la Amaya, sino por una apuesta decidida y real de la Junta de Andalucía por los agentes forestales que garantice a largo plazo la eficaz prestación del servicio público de defensa del medio ambiente".

La inclusión en el estudio de la recomendación del posible uso de la formula de las agencias administrativas delata probablemente, para el presidente de la Aamaa, "la percepción recibida al respecto de la falta de voluntad de la administración andaluza para que el cuerpo de agentes de medio ambiente de Andalucía trascienda desde la administración general hacía un cuerpo especial".

Por ello, Alés insiste en la reivindicación, defenda ahora "con más ímpetu", del desarrollo de una Ley de Cuerpo Especial "como estrategia de resolución global ante la variedad de problemas planteados" y emplaza al Gobierno andaluz a que apueste "de manera progresista y sin complejos de inferioridad" por emular el modelo desarrollado en Madrid y Cataluña.

Por último, el colectivo establecerá un "estricto" plan de vigilancia frente a las medidas que se quieran desarrollar para la realización del Libro Blanco.


1 de diciembre de 2017

19 de septiembre de 2017

Convocadas pruebas selectivas para cubrir 20 plazas de Agentes de Medio Ambiente en Andalucía

En la actualidad este colectivo, adscrito a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, está compuesto por cerca de 900 personas.

La Junta de Andalucía ha convocado, a través de la Consejería de Hacienda y Administración Pública, las pruebas selectivas para cubrir por el sistema de acceso libre un total de 20 plazas del Cuerpo de Ayudantes Técnicos, especialidad Agentes de Medio Ambiente. Con esta oferta pública de empleo, publicada hoy en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), el Gobierno andaluz quiere que la plantilla de estos funcionarios sea la más adecuada, de acuerdo con el servicio que prestan para preservar el patrimonio natural.

Toda la información relativa al proceso de selección se expondrá al público en la Consejería de Hacienda y Administración Pública, en las Delegaciones del Gobierno de la Junta y en la Subdelegación del Gobierno en el Campo de Gibraltar, así como en el Instituto Andaluz de Administración Pública y página web (www.juntadeadanlucia.es/institutodeadminstracionpublica). Cabe destacar que del total de plazas convocadas, una de ellas se reservará para ser cubierta por personas cuya discapacidad sea de grado igual o superior al 33%. En el caso de que no se cubra pasará al cupo de acceso general.

Cabe destacar que estos trabajadores de la Junta realizan un trabajo de servicio público para conservar el medio ambiente y el patrimonio natural andaluz, informando y vigilando para evitar incidencias medioambientales que puedan tener impacto para la salud y la calidad de vida de los andaluces. En la actualidad, el colectivo de los agentes de Medio Ambiente está compuesto por cerca de 900 personas.

Entre sus funciones se encuentran las de custodiar, proteger y vigilar los bienes e instalaciones de la Junta de Andalucía de naturaleza ambiental. También se encargan de formular denuncias, toma de muestras, controlar los aprovechamientos forestales, cinegéticos o piscícolas, de la captura y marcaje de animales para el seguimiento científico, de atender e informar a los ciudadanos de todos los asuntos relacionados con el medio ambiente o de erradicar el uso de cebos envenenados. 

 

Agentes de Medio Ambiente en dispositivo antifurtivos en Sierra de los Filabres

Junta refuerza la vigilancia contra el furtivismo en los Filabres durante la berrea del ciervo.

La Junta de Andalucía ha puesto en marcha, un año más, un dispositivo especial de vigilancia en la Sierra de los Filabres, en Almería, para evitar el furtivismo durante la época de la berrea del ciervo.

En las labores de control, que se realizan las 24 horas del día, participan el Servicio de Agentes de Medio Ambiente, un técnico cinegético y ocho Agentes de Medio Ambiente en coordinación con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y la Unidad de Policía de la Junta. 

Se ha comprobado que los cazadores furtivos suelen aprovechar esta época para abatir fácilmente a sus piezas, ya que los animales están en su ciclo de reproducción, lo que hace que se agrupen y sean descubiertos con facilidad. Además, los ciervos cuentan con unas cuernas desarrolladas que les dan más valor en el mercado ilegal. Todo ello hace que en la berrea del ciervo se incrementen los actos de furtivismo, según ha informado la Junta en un comunicado. 

Debido al importante potencial turístico de este espectáculo, el dispositivo especial de vigilancia realizará también un control de acceso a los visitantes y de información, para hacer posible la observación de los hábitos sociales y de comportamiento de la especie durante el celo respetando el hábitat de estos animales y no interferiendo en un momento tan delicado del ciclo vital del ciervo. 

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha recordado que son varias las empresas locales que ofertan rutas y excursiones con guías especializados, debido a que cada año más turistas de naturaleza quieren ser testigos de este espectáculo en Filabres. 

Advierte que se trata de animales salvajes que no están acostumbrados a la gente y que hay que tener en cuenta que existen zonas donde está prohibida la circulación de vehículos, ya que alteran el ciclo biológico de estos animales. 

La población de ciervos en Almería ronda los 2.000 ejemplares y enclaves como El Chortal (Gérgal), La Orapla (Serón) o Los Barrancones (Bacares) son lugares idóneos para escuchar la berrea o incluso presenciar alguna lucha entre machos. 

El delegado ha destacado que como consecuencia de la oferta pública de caza realizada por la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en la Sierra de Los Filabres la actividad cinegética, concretamente la caza mayor reporta beneficios económicos y repercute en la creación de empleo para esta comarca. 

Todos los ingresos que se obtienen con la caza se invierten en el medio natural a través de labores de gestión y vigilancia, mejora de hábitats, arreglos de caminos, siembras y otras actuaciones para la gestión de los espacios acotados.