Hola, Bienvenid@ a nuestro blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.

21 de marzo de 2017

Los Agentes de Medio Ambiente hicieron más de 8.300 inspecciones durante 2016 en Córdoba

Los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía realizaron más de 8.300 inspecciones durante el año 2016 en la provincia de Córdoba, según ha informado este martes el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, Francisco de Paula Algar, quien ha presentado el balance de las actuaciones llevadas a cabo por estos profesionales. 

Los Agentes de Medio Ambiente hicieron más de 8.300 inspecciones durante 2016 en Córdoba En rueda de prensa, Algar ha señalado que el cuerpo de los agentes de Medio Ambiente realiza multitud de servicios ligados a la protección del medio ambiente, contando para ello con 83 efectivos distribuidos por toda la provincia de Córdoba. También, forman grupos especialistas para determinadas materias, como son la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) y la Brigada de Investigación de Venenos (BIVE), compuestas ambos por diez agentes de Medio Ambiente. 

Por programas, la mayor parte de las inspecciones ha correspondido a gestión del medio natural, con 6.606 inspecciones, seguidas por 1.112 en espacios naturales y uso público, 470 en vías pecuarias, corredores y puertas verdes, 144 en prevención y calidad ambiental y siete en aguas. 

Las actuaciones realizadas corresponden al Plan de Inspección y Control Medioambiental, destacando las concernientes a la geodiversidad y biodiversidad, caza y pesca, gestión y aprovechamientos forestales, espacios naturales y uso público, así como vías pecuarias. 

Algar ha explicado que "con estas intervenciones se pretende alcanzar un elevado nivel de protección del medio ambiente, mediante la protección y seguimiento de la flora y fauna silvestre, la conservación y seguimiento de las especies de caza y pesca continental y en el fomento de su aprovechamiento sostenible, así como velar por el buen estado y uso de las instalaciones y equipamientos, el control de ocupaciones en vías pecuarias y la vigilancia y conservación de las mismas". 

Además, según ha recalcado, "se impulsan las actuaciones de vigilancia, control e información que fomenten la práctica ordenada de actividades de uso público y de turismo de naturaleza, asegurando el buen estado de las instalaciones y servicios que se desarrollen en el medio natural". 

Los agentes también desarrollan una función educativa, con el objetivo de inculcar a los más jóvenes los valores medioambientales y para concienciar sobre la conservación y restauración del patrimonio natural. Así, los agentes han participado en casi 40 actividades sobre educación ambiental que abarcan actividades de reforestación participativa, actividades de educación ambiental en espacios naturales protegidos, conferencias sobre sensibilización ambiental y concienciación en colegios de toda la provincia, colaborando con en el Programa Aldea, actividades con la Universidad de Córdoba (UCO) y voluntariado ambiental. 

Algar ha señalado la importante labor que realizan los agentes de Medio Ambiente y ha resaltado que, "gracias a su distribución por toda la provincia, los agentes tienen un contacto directo y diario con los ciudadanos, a los cuales atienden, informan y asesoran para el cumplimiento de la normativa vigente y para fomentar las buenas prácticas en la conservación del medio natural". 

RECUPERACION DE ANIMALES

Durante 2016, los agentes de Medio Ambiente efectuaron 475 recogidas de especies de fauna silvestre, que fueron trasladadas al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de los Villares. Algar ha afirmado que "estos animales, que en el momento de su recogida se encuentran en la mayoría de casos desnutridos, heridos o desorientados, son devueltos al medio natural una vez han superado un tiempo de recuperación en este centro y se encuentran preparados para ello". 

De los 475 ejemplares, 448 ingresaron vivos y 27 muertos. De los animales ingresados vivos, 272 se han recuperado totalmente, lo que supone el 60,71 por ciento de los ejemplares que ingresaron el pasado año. 

Algar ha destacado "el incremento considerable de especies recuperadas en el CREA de Los Villares, que se produce cada año, y que está por encima de la media nacional, que se encuentra en torno al 40 por ciento. Esto es debido al trabajo realizado por el personal del CREA y por los agentes de Medio Ambiente". 

Por otra parte, el delegado ha señalado la importancia de la colaboración ciudadana, ya que la gran mayoría de las detecciones de estos ejemplares que se encontraban heridos o desnutridos, han sido rescatados gracias a las llamadas de la ciudadanía al teléfono de recogidas (902484802), o a través del 112. 

Otras actuaciones de los agentes de Medio Ambiente de gran repercusión, son las actuaciones ligadas al rescate de personas en colaboración con el Servicio de Emergencias de Andalucía. Recientemente, los agentes participaron en el rescate de una pareja de turistas alemanes que se encontraban perdidos y en estado de deshidratación, en el pico de la Tiñosa,en Priego de Córdoba. Estas actuaciones se realizan en estrecha colaboración con otros cuerpos, tales como la Guardia Civil, la Policía de la Junta, la Policía Local, Bomberos y Protección Civil. 

Fuente: Europapress 

18 de marzo de 2017

La Junta elogia la labor que realizan los 143 Agentes de Medio Ambiente de la provincia de Jaen



El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Jaén, Juan Eugenio Ortega, ha elogiado la labor que realizan los 143 agentes de Medio Ambiente de la provincia.



Así lo ha puesto de relieve este viernes en la presentación del nuevo coordinador provincial de estos profesionales, José Ambrosio González, a los integrantes de la Unidad Biogeográfica de la capital jiennense. Se trata de la tercera reunión tras los encuentros mantenidos con agentes medioambientales en Cazorla y Baños de la Encina, según ha explicado el delegado, quien ha añadido que esta ronda de contactos finalizará en Siles. Ortega, además, ha aprovechado para valorar el trabajo de los 143 agentes de Medio Ambiente de la provincia, cuya misión pasa por la custodia, protección y vigilancia de los bienes e instalaciones de la Junta de Andalucía de naturaleza ambiental.

Se ha referido, igualmente, a la información, asesoramiento y control del medio natural, formulación de denuncias, asistencia técnica, toma de muestras, confección de censos y cualquier otra acción o actividad en relación con las competencias atribuidas a la Consejería de Medio Ambiente. "Hay que destacar que son a la vez agentes de la autoridad y técnicos. Participan en las actividades de prevención ambiental, inspecciones sobre el terreno, en la actividad cinegética y la pesca. O por ejemplo son los encargados de dar los permisos de quema, que en este último año ascendieron a 11.000", ha comentado Ortega.

14 de marzo de 2017

Celebrada con éxito la Jornada "Los Agentes de Medio Ambiente y el Control de la Contaminación", organizada por la AAMAA

Éxito rotundo de la jornada “Los Agentes de Medio Ambiente y el Control de la Contaminación”, celebrada en Sevilla el pasado viernes 10 de marzo y organizada por la AAMAA para potenciar esta faceta de nuestra profesión que, pese a ser parte de nuestras competencias, resulta ajena a un elevado porcentaje del colectivo.

Contamos con grandes profesionales pertenecientes a los tres ámbitos implicados: la empresa privada, la administración autonómica, que ejerce el control sobre las actividades contaminantes y la administración estatal que, a través del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses del Ministerio de Justicia, se encarga de perseguir los delitos medioambientales.

En primer lugar, D. José Antonio Carrero Gil, experto en gestión de residuos y suelos contaminados, nos habló sobre la compleja gestión de los vertederos y el control que los Agentes Forestales y/o Medioambientales debemos realizar sobre ellos. Carrero actualmente es Director de la planta de tratamiento de residuos peligrosos y del vertedero de no peligrosos de FCC Ámbito en Los Barrios (Cádiz).

A continuación, Dña. Noelia Sobrino González, Jefa de Servicio de Calidad de Aguas de la Delegación Territorial de Cádiz de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, dio una interesante ponencia dividida en tres partes. Primero nos explicó los muestreos que se hacen en las distintas masas de agua para determinar su estado ecológico, siguiendo los principios marcados por la Directiva Marco de Aguas. Después detalló los mecanismos de los que dispone la administración para evitar los vertidos incontrolados y reducir la carga contaminante de los controlados hasta límites aceptables: las autorizaciones de vertido, los planes de inspecciones y el ejercicio de la potestad sancionadora. Para terminar, expuso cómo en Andalucía los Agentes de Medio Ambiente participamos activamente en los distintos planes de inspección y vigilancia, siendo una pieza clave para trasladar a los departamentos técnicos las observaciones que realizamos in situ.

Por último, Dña. Françoise Lhöest Mathijsen, Jefa del Servicio de Valoración Toxicológica y Medio Ambiente del Departamento de Sevilla del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, nos mostró la relación existente entre el INTCF y los Agentes Forestales y/o Medioambientales, dada nuestra condición de policía judicial genérica. Entre otras cuestiones, explicó la estructura y funciones del Servicio, desde donde dan respuesta a las solicitudes de resoluciones periciales de supuestos delitos ecológicos ordenados por Fiscales y Jueces. La relación entre el Instituto y los Agentes Forestales y/o Medioambientales ha sido particularmente estrecha en Cataluña, donde Françoise ocupó el mismo puesto en el Departamento de Barcelona entre 1998 y 2014, trabajando codo con codo con Agentes Rurales de Cataluña, Mossos d'Esquadra y SEPRONA de la Guardia Civil. Asimismo, en el Departamento de Madrid se realizan cursos anuales para formar a los Agentes Medioambientales en la toma de muestras.

Por parte de las Agentes de Medio Ambiente encargadas de la organización del evento, María Sanchez-Grande Rasco e Isabel María Jiménez Ramírez, se expuso una presentación que versaba sobre la forma en que los Agentes de Medio Ambiente de Andalucía trabajan en los temas relativos a la prevención y la calidad ambiental, y que incluía una serie de ejemplos reales sobre actuaciones en distintos incidentes ambientales ocurridos en el Campo de Gibraltar.

Hemos de destacar la colaboración de la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a través de D. José Carlos Vilas Casado, un Agente Medioambiental que expuso la estructura del Servicio de Calidad de Aguas de Córdoba-Jaén y nos mostró el interesante plan especial de control y vigilancia de industrias oleícolas que han desarrollado recientemente.

La jornada finalizó con la elaboración por parte de los asistentes de un caso práctico acerca de la actuación que realizarían ante un vertido procedente de una EDAR.

El evento se desarrolló en el incomparable marco que ofrece la sede en Sevilla de la Fundación Biodiversidad, perteneciente al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, sita en el Patio de Banderas, anexa a la Muralla del Alcázar. El edificio forma parte del Bien de Interés Cultural Real Alcázar, declarado en 1931, conservando la primitiva Puerta del Alcázar taifa construida en el siglo XI, que se encuentra en la sala de conferencias. Al mismo asistieron como invitados el Coordinador Regional del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente, el Coordinador Regional Adjunto y el Coordinador Provincial de Sevilla.

Fuente: Elaboración propia

8 de marzo de 2017

Agentes de medio ambiente plantean a la Junta una Ley de Cuerpo Especial y medidas urgentes como el servicio en parejas

ASOCIACIÓN DE AGENTES DE MEDIO AMBIENTELa Asociación de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía (AAMAA) ha planteado a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta andaluza, en una reunión con el titular del ramo, José Fiscal, en el marco de la implementación de medidas de seguridad y el anuncio de la administración de la redacción de un Libro Blanco para el sector al objeto de profundizar en sus competencias y funciones, que la solución a la gran mayoría de los problemas en este ámbito se podrían resolver desarrollando una Ley de Cuerpo Especial.

No obstante, según ha precisado a Europa Press el presidente de la AAMAA, Enrique Alés, a la espera de dicha ley se han de acometer medidas de seguridad de manera "urgente", sobre todo si la ejecución de estas iniciativas son a coste cero o mínimo, "de obligado cumplimiento y con las que se reportarían grandes márgenes de seguridad". Entre estas medidas se encuentran la realización de servicios en parejas, la rotulación de vehículos y el uso de prioritarios azules.

En el encuentro, la Consejería expuso que después del incidente de Cataluña, donde hace poco dos agentes rurales encontraron la muerte a manos de un cazador, ya ha mantenido reunión extraordinaria con los coordinadores territoriales de los agentes de medio ambiente en la que se estableció el compromiso de seguir trabajando en seguridad.

En este sentido, la AAMAA, según Alés, denuncia que actualmente subyace el incumplimiento de los compromisos establecidos en anteriores reuniones del colectivo con la Junta, pero que después de las dos muertes de los agentes rurales las cuestiones de seguridad son "inaplazables".

La Consejería "se sorprende de que las reuniones no hayan abundado y cree firmemente en que debe haber diálogo", subraya la asociación, dando cuenta del compromiso de dos encuentros anuales, uno en febrero y otro en octubre, además de la celebración de reuniones extraordinarias en caso de que fuese necesario.

NO DEBE SER UN "EMPEZAR DE NUEVO"

La Aamaa expone que el Libro Blanco se ha de desarrollar con el horizonte de llegar a legislar en un futuro y que no se quede en una "mera expresión de deseo" y en un ejercicio de prórroga de "la tan necesitada modernización" del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente.

Este documento, a juicio de los profesionales, no debe ser, en ningún caso, "un empezar de nuevo", puesto que ya se había trasladado al actual equipo de gobierno por parte de la AAMAA varios documentos de trabajo, habiendo ya transcurrido el debido tiempo de reflexión y estudio de las diversas cuestiones planteadas. Además, el citado Libro Blanco "no debería contener líneas rojas que coarten la búsqueda debida de las medidas de seguridad de manera innegociable".

El colectivo plantea que las acciones en busca de la seguridad de los agentes de medio ambiente deberían de desarrollarse sujetas a un gradiente de ejecución de tales acciones en relación directamente proporcional a la urgencia de su aplicación, al coste económico, al esfuerzo en desarrollarlas y a la obligatoriedad en su cumplimiento. En un plazo medio y largo de ejecución se deberían acometer, entre otras, acciones de formación específica en seguridad, el desarrollo de protocolos de trabajos normalizados y la creación de unidades especialistas.

La Aamaa solicita a la Consejería que se pronuncie "con claridad" sobre las medidas de seguridad a establecer, ya que "algunas de las actualmente establecidas son incumplidas de manera manifiesta, quizás debido a no estar correctamente formuladas y dejar la responsabilidad de dicho cumplimiento a la interpretación o disposición de recursos humanos y materiales de cada delegación territorial".

Por lo demás, mientras que Medio Ambiente tiene previsto el establecimiento de un plan de vigilancia para la detección de incumplimientos de medidas de seguridad, la asociación pide que el proceso sea calendarizado y con objetivos concretos, "y nunca a la espera --manifiesta Alés-- de que se le pongan las tapas al Libro Blanco, teniendo la determinación e implicación de realizarlo renglón a renglón".

Fuente: Europapress.es

28 de febrero de 2017

Las inspecciones realizadas por los Agentes de Medio Ambiente y la UCE detecta solo tres casos de animales muertos por veneno

La actividad de los agentes de la unidad canina reduce notablemente el número de casos

La lucha contra la utilización del veneno constituye una de las prioridades de la Junta de Andalucía en materia de Medio Ambiente, ya que la colocación de cebos envenenados, aparte de suponer un peligro para la fauna cinegética y protegida, constituye un delito, sin olvidar los peligros potenciales para la salud de las personas que pueden verse afectadas por la contaminación de fuentes y arroyos.

Para luchar contra estos comportamientos irresponsables, la Junta puso en marcha una brigada de lucha contra el envenenamiento de fauna (BIVE), compuesta por nueve agentes de Medio Ambiente repartidos por la provincia.

Pocos casos
Las inspecciones realizadas por los Agentes de Medio Ambiente, junto con la Unidad Canina Especializada de la Consejería de Medio Ambiente, donde existen perros adiestrados para la lucha contra el veneno, ha supuesto que sean minoritarios los casos de envenenamiento en la provincia. Así, de 21 inspecciones realizadas sólo 3 resultaron positivas. 

No obstante, para evitar prácticas ilegales, se realizan inspecciones periódicas en cotos de caza, para comprobar que no se colocan cebos envenenados. Si se detecta la presencia de cualquier tipo de sustancia prohibida, o ante el hallazgo de cebos o cadáveres de animales, se suspende parcialmente el aprovechamiento de la caza por el periodo de caza anual, que va generalmente desde octubre a marzo.

El delegado Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha destacado el esfuerzo realizado por los Agentes de Medio Ambiente, el Seprona y la Policía adscrita a la Junta de Andalucía, en la lucha contra la erradicación de prácticas prohi-bidas por la Ley. Igualmente, ha insistido en que este tipo de comportamientos suponen un peligro, no exclusivamente para las especies de fauna protegida, sino para la fauna cinegética de la provincia.

Estos datos se conocieron durante el encuentro de trabajo celebrado hace unos días entre agentes de Medio Ambiente y los responsables de la Estrategia Andaluza contra el Veneno, el que han abordado temas relacionados con la lucha contra el uso de sustancias o cebos envenenados, así como la próxima puesta en marcha de una serie de políticas activas para la erradicación del uso de sustancia prohibidas.

13 años de lucha
La Estrategia Andaluza de lucha contra el veneno es un programa que viene desarrollándose desde el 2004, con el objetivo de minimizar el impacto potencial del uso ilegal del veneno, que tan devastadores efectos ocasiona en el medio natural y en la salud pública. La Consejería de Medio Ambiente, a través de esta iniciativa, creó en 2007 las primeras BIVE.

En Andalucía está prevista la firma de un Pacto andaluz contra el veneno, en el que participarán numerosos agentes sociales, y se pedirá la implicación de corporaciones municipales y organizaciones relacionadas con la caza y la naturaleza.

La estrategía andaluza tienen tres grandes líneas de trabajo que son la obtención de información (para su empleo como herramienta de gestión), actuaciones divulgativas (concienciación social y de prevención) y actuaciones policiales de persecución del delito.

Prohibido desde 1983
La utilización del veneno como método de captura no selectivo supone una mortal amenaza para las especies catalogadas. A pesar de estar prohibido desde 1983, las poblaciones actuales de algunas especies protegidas de Andalucía han llegado a unos niveles preocupantes con riesgo incluso de extinción.

En los últimos años la muerte de algunos ejemplares de alimoche, águila imperial ibérica, quebrantahuesos e incluso de lince ibérico ha hecho saltar la alarma a unos límites inesperados.

Además, no hay que olvidar los peligros potenciales que el uso de veneno suponen para la salud de las personas que pueden verse afectadas por la contaminación de fuentes y arroyos.