Hola, Bienvenid@ a nuestro blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.

1 de diciembre de 2017

YA SOMOS 10.000

Ya somos 10.000 personas en nuestro perfil de Facebook.

Gracias a todos




























Continua informado en las Redes Sociales:

www.aamaa.info

@aamaa_es

https://www.facebook.com/aamaa.info/

19 de septiembre de 2017

Convocadas pruebas selectivas para cubrir 20 plazas de Agentes de Medio Ambiente en Andalucía

En la actualidad este colectivo, adscrito a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, está compuesto por cerca de 900 personas.

La Junta de Andalucía ha convocado, a través de la Consejería de Hacienda y Administración Pública, las pruebas selectivas para cubrir por el sistema de acceso libre un total de 20 plazas del Cuerpo de Ayudantes Técnicos, especialidad Agentes de Medio Ambiente. Con esta oferta pública de empleo, publicada hoy en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), el Gobierno andaluz quiere que la plantilla de estos funcionarios sea la más adecuada, de acuerdo con el servicio que prestan para preservar el patrimonio natural.

Toda la información relativa al proceso de selección se expondrá al público en la Consejería de Hacienda y Administración Pública, en las Delegaciones del Gobierno de la Junta y en la Subdelegación del Gobierno en el Campo de Gibraltar, así como en el Instituto Andaluz de Administración Pública y página web (www.juntadeadanlucia.es/institutodeadminstracionpublica). Cabe destacar que del total de plazas convocadas, una de ellas se reservará para ser cubierta por personas cuya discapacidad sea de grado igual o superior al 33%. En el caso de que no se cubra pasará al cupo de acceso general.

Cabe destacar que estos trabajadores de la Junta realizan un trabajo de servicio público para conservar el medio ambiente y el patrimonio natural andaluz, informando y vigilando para evitar incidencias medioambientales que puedan tener impacto para la salud y la calidad de vida de los andaluces. En la actualidad, el colectivo de los agentes de Medio Ambiente está compuesto por cerca de 900 personas.

Entre sus funciones se encuentran las de custodiar, proteger y vigilar los bienes e instalaciones de la Junta de Andalucía de naturaleza ambiental. También se encargan de formular denuncias, toma de muestras, controlar los aprovechamientos forestales, cinegéticos o piscícolas, de la captura y marcaje de animales para el seguimiento científico, de atender e informar a los ciudadanos de todos los asuntos relacionados con el medio ambiente o de erradicar el uso de cebos envenenados. 

 

Agentes de Medio Ambiente en dispositivo antifurtivos en Sierra de los Filabres

Junta refuerza la vigilancia contra el furtivismo en los Filabres durante la berrea del ciervo.

La Junta de Andalucía ha puesto en marcha, un año más, un dispositivo especial de vigilancia en la Sierra de los Filabres, en Almería, para evitar el furtivismo durante la época de la berrea del ciervo.

En las labores de control, que se realizan las 24 horas del día, participan el Servicio de Agentes de Medio Ambiente, un técnico cinegético y ocho Agentes de Medio Ambiente en coordinación con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y la Unidad de Policía de la Junta. 

Se ha comprobado que los cazadores furtivos suelen aprovechar esta época para abatir fácilmente a sus piezas, ya que los animales están en su ciclo de reproducción, lo que hace que se agrupen y sean descubiertos con facilidad. Además, los ciervos cuentan con unas cuernas desarrolladas que les dan más valor en el mercado ilegal. Todo ello hace que en la berrea del ciervo se incrementen los actos de furtivismo, según ha informado la Junta en un comunicado. 

Debido al importante potencial turístico de este espectáculo, el dispositivo especial de vigilancia realizará también un control de acceso a los visitantes y de información, para hacer posible la observación de los hábitos sociales y de comportamiento de la especie durante el celo respetando el hábitat de estos animales y no interferiendo en un momento tan delicado del ciclo vital del ciervo. 

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha recordado que son varias las empresas locales que ofertan rutas y excursiones con guías especializados, debido a que cada año más turistas de naturaleza quieren ser testigos de este espectáculo en Filabres. 

Advierte que se trata de animales salvajes que no están acostumbrados a la gente y que hay que tener en cuenta que existen zonas donde está prohibida la circulación de vehículos, ya que alteran el ciclo biológico de estos animales. 

La población de ciervos en Almería ronda los 2.000 ejemplares y enclaves como El Chortal (Gérgal), La Orapla (Serón) o Los Barrancones (Bacares) son lugares idóneos para escuchar la berrea o incluso presenciar alguna lucha entre machos. 

El delegado ha destacado que como consecuencia de la oferta pública de caza realizada por la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en la Sierra de Los Filabres la actividad cinegética, concretamente la caza mayor reporta beneficios económicos y repercute en la creación de empleo para esta comarca. 

Todos los ingresos que se obtienen con la caza se invierten en el medio natural a través de labores de gestión y vigilancia, mejora de hábitats, arreglos de caminos, siembras y otras actuaciones para la gestión de los espacios acotados. 

Investigación de Agentes de Medio Ambiente y Policía Adscrita determina la causa del incendio de Gibraleón

Una línea eléctrica en mal estado causó el fuego de Gibraleón en julio.

La investigación realizada por la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía, en colaboración con los Agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ha determinado que una línea eléctrica en mal estado provocó el incendio que afectó el pasado 24 de julio a 90 hectáreas en el término municipal de Gibraleón (Huelva).

Según ha informado la Junta en una nota de prensa, esta investigación determina que el incendio tuvo un origen negligente y se produjo como consecuencia de la caída sobre pasto seco de partículas incandescentes que provenían de una línea eléctrica particular que se encontraba en mal estado.
Del mismo modo, señalan que la titular de esta línea eléctrica, una empresa de cítricos, "no había realizado las labores reglamentarias de mantenimiento y conservación". Debido a las condiciones de temperatura y humedad, se produjo la ignición de la vegetación que dio lugar a la propagación del fuego por el paraje afectado.

El incendio afectó al paraje Valle Salado y la Cañada del Corcho de Gibraleón y fue necesario para su extinción la participación de 16 grupos de especialistas, 14 vehículos pesados, 14 medios aéreos y 17 técnicos y agentes de Medio Ambiente. Las diligencias han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Huelva.

Agentes de Medio Ambiente contolaran que las obras en la Laguna de la Mujer no afecten a su fauna o flora

Medio Ambiente pide a los agricultores de Huelva que respeten los cauces públicos.

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha llevado a cabo una actuación urgente de mantenimiento y conservación de cauces en la Laguna de la Mujer, un humedal incluido en el Paraje Natural Lagunas de Palos y Las Madres, en los términos municipales de Palos de la Frontera y Moguer.

Los técnicos habían detectado que la desembocadura de los arroyos se estaba comenzando a colmatar y el perfil de las orillas se estaba alterando como consecuencia de la proximidad de terrenos agrícolas de cultivos intensivos bajo plástico. En concreto, las modificaciones en el ciclo del agua en la cuenca vertiente se traducen en un incremento de los caudales máximos en las grandes avenidas, con el consiguiente aumento de la capacidad erosiva y de transporte de sólidos.

“Es necesario que los agricultores que desarrollan su actividad en la cercanía de los cauces públicos y, en especial, en los que alimentan nuestros espacios naturales protegidos implanten técnicas de cultivo que aseguren el terreno. Así se evitan pérdidas por erosión. Debemos respetar los márgenes de los arroyos para conseguir entre todos un desarrollo sostenible de nuestros campos”, ha declarado el delegado territorial, José Antonio Cortés.

 Estas transformaciones también afectan a la red hidrológica y a la composición química del agua vertiente a la Laguna, de ahí que la colmatación de áridos a la salida de los arroyos hacia la Laguna estuvieran poniendo en peligro sus valores ambientales.

“Desde la administración hidráulica de la Junta de Andalucía hacemos un llamamiento a todos los implicados para consolidar nuestra red fluvial y compatibilizar las explotaciones agrarias con la funcionalidad de nuestros cauces. Deben estar preparados para albergar las avenidas recurrentes de las lluvias”, ha explicado Cortés.

La actuación ha consistido en la extracción de la arena depositada en el vaso y en la propia desembocadura de los arroyos con una retroexcavadora de oruga y tres tractores con traíllas. Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha recuperado la topografía natural para facilitar el desarrollo de macrófitos y avifauna asociada.

La obra se completa con la construcción de tres areneros para reducir la llegada de más sedimentos al vaso de la Laguna de la Mujer y mejorar la calidad del agua que la alimenta, actuando como filtros. Esta medida beneficia a las poblaciones de plancton y macroinvertebrados al disminuir la eutrofización. También mejorará el desarrollo de la flora asociada a estos sistemas como lirios o plantas acuáticas (Ceratophyllum) e incentivará la alimentación, el descanso y la reproducción de la avifauna asociada. Detacan el calamón, la espátula, la garza y las aves limícolas.

Los areneros están fuera de la Laguna pero en el interior del dominio público hidráulico de los cauces, lo que permitirá realizar futuras retiradas de áridos de forma ordenada sin afectar al espacio protegido y minimizando su afección a los cauces implicados. El impacto sobre los fondos de la laguna y su flora y fauna asociadas será mínimo. En este sentido, podrán se objeto de inspecciones periódicas por el personal técnico y por los Agentes de Medio Ambiente de la Delegación Territorial, que podrán determinar la necesidad o no de su vaciado en época de estio antes de la época de lluvia.