Hola, Bienvenid@ a nuestro blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.

30 de noviembre de 2016

La recolección de setas se regulará por Decreto y se controlará por los Agentes de Medio Ambiente

La recolección de setas será regulada por decreto. Quiere evitar que 'hordas' de buscadores profesionales esquilmen los montes públicos y lograr que los beneficios se queden en el territorio.

Los paseantes de fin de semana adictos a recoger setas, los organizadores de jornadas micológicas, los pueblos y bares que ven como cada año por estas fechas se llenan de aficionados a este nuevo culto saben bien del valor de este recurso natural, cada vez más apreciado. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía prepara una norma para protegerlo y evitar malas prácticas.

Se trata de un decreto en elaboración destinado a regular la recolección de setas en la Comunidad. El texto acaba de pasar el trámite de exposición pública y está en fase de revisión jurídica, tras serle incorporadas las aportaciones de las diversas asociaciones y colectivos consultados. Aún le queda un trecho de procedimiento administrativo hasta llegar al Consejo de Gobierno, por lo que se estima que esta campaña micológica aún no estará en vigor, aunque es de conocimiento de los interesados, en especial de los grupos relacionados con el medio ambiente.

Javier Madrid, director general de Medio Natural, afirma que el objetivo de la norma es regular de forma sostenible la recolección de setas y compaginar la actividad lúdica, o sea, particular, con la profesional, es decir, la que se realiza con fines económicos, con intención de que la explotación de este recurso «beneficie al territorio».

Existe alarma por la aparición de «hordas» de recolectores, dice el director general, muchos venidos de otros países, que esquilman los montes sin ningún respeto por el medio natural y que no sólo dañan el monte sino que también privan del beneficio económico que las setas reportan a los habitantes de las zonas.

A esto se añade que se trata por lo general de pueblos situados en el ámbito de parques naturales, y por tanto privados de otras posibilidades de desarrollo por las políticas proteccionistas por las restricciones a actividades incompatibes con estas reservas.

El decreto regulador de las actividades micológicas busca «impulsar la economía del territorio a través de la recolección, la comercialización y si es posible la transformación de las setas y lograr que sus beneficios no salgan del ámbito en que se producen», indica el director general. De este modo, se prevé una normativa que distinguirá entre la actividad particular y la comercial y establecerá «cuándo, cómo, dónde» salir a por setas.

Existirá un límite de cinco kilos de setas por persona y día, una cantidad establecida de acuerdo con criterios científicos y debatida con expertos.

Se abre, asimismo, la posibilidad de que los montes municipales tengan cotos micológicos.

Las normas se extenderán a la manera de recolectar, cortando los pies y sin dañar los micelios o revolver los suelos para no causar daños a futuros ejemplares o próximas temporadas.

Habrá un régimen sancionador y el control y la vigilancia corresponderá a los Agentes de Medio Ambiente, Seprona y Policía Autonómica.

Pero el director general afirma que se trata sobre todo de que «la gente tenga sentido común y respete el monte para poder disfrutarlo después».

No hay datos acerca de la economía que se mueve entorno a las setas, una actividad bastante sumergida, como pueda ser la recolección de caracoles o piñas, pero sí hay constancia de su auge, por lo que Madrid afirma que es hora de actuar antes de que «se desmadre» la explotación y sobre todo «que el ciudadano sea responsable y consciente de que debe cuidar el ecosistema y hacer las cosas bien».

Fuente: ideal.es
 

Agentes de Medio Ambiente decomisan en la Sierra de los Filabres trampas prohibidas para cazar aves

Agentes de Medio Ambiente decomisan en la Sierra de los Filabres trampas prohibidas para cazar aves
Se han intervenido diez cepos ilegales para capturar pájaros insectívoros y se incoará expediente sancionador a la persona que presuntamente los colocó.

Agentes de Medio Ambiente de Filabres y de Sierra Nevada han decomisado en una rambla de la Sierra de Filabres una decena de ‘perchas’ o ‘costillas’, un tipo de trampas prohibidas para cazar pequeñas aves insectívoras, y la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio va a iniciar el correspondiente expediente sancionador al presunto responsable de su colocación. Esta operación es el resultado del dispositivo de vigilancia activado hace una semana tras el aviso de un ciudadano que alertó de que una persona estaba utilizando estos cepos.

Los agentes localizaron las diez ‘perchas’ situadas a lo largo de un tramo de doscientos metros cerca de una zona habitada e identificaron a una persona en cuyo vehículo apareció un bote con los mismos insectos utilizados de cebo en las trampas. Sus huellas y las de su coche coincidían con las halladas en el lugar en el que aparecieron los cepos. En las ‘perchas’ intervenidas se encontraron muertos varios ejemplares de aves protegidas, entre ellas, cuatro petirrojos y un zorzal, y se liberaron a las aves aún vivas.

Las ‘perchas’ o ‘costillas’ son dispositivos consistentes en un arco metálico en el centro del cual se sitúa un insecto que actúa como cebo para las aves insectívoras. Los pájaros, atraídos por el movimiento del insecto, entran en el interior de la trampa y activan un resorte que cierra violentamente el arco provocando la muerte del ejemplar.

La Ley 8/2003, de la Flora y la Fauna Silvestres de Andalucía, estipula que estos cepos son medios de captura no autorizados y prohíbe expresamente su utilización en la caza de aves.

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha destacado ‘la actuación profesional de los agentes que ha permitido el decomiso de las trampas’ y ha explicado que ‘estos aparejos prohibidos se ceban especialmente con las pequeñas aves insectívoras, que ejercen una función fundamental en el ecosistema como reguladoras de las poblaciones de insectos y de control de plagas’.

Martínez apela a la colaboración ciudadana para evitar el uso de estas trampas prohibidas y pide que ante cualquier práctica de similares características se avise a los Agentes de Medio Ambiente o a través del Servicio de Emergencias 112.

Agentes de Medio Ambiente levantan actas e informes del vertido de crudo en la Bahía de Algeciras

Los análisis descartan afecciones graves al medio receptor o mortandad de fauna tras el vertido de Algeciras.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha señalado que, tras evaluar los daños causados por el derrame de crudo producido a finales de septiembre en la Bahía de Algeciras (Cádiz), "no se han detectado visualmente indicios fehacientes de afección grave al medio receptor y tampoco se ha constatado la existencia de mortandad alguna de fauna". 

Así lo ha señalado el consejero del ramo, José Fiscal, durante su comparecencia para informar sobre este particular en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento de Andalucía, destacando al respecto que el Servicio de Gestión del Medio Natural y Biodiversidad ve que no es previsible que en la zona afectada se hayan producido afecciones relevantes a georrecursos, ecosistemas o especies amenazadas o de especial interés. Igualmente, no consta afección del incidente al ámbito territorial y marítimo del Parque Natural del Estrecho. 

En este sentido, Fiscal ha aseverado que se continuará realizando un seguimiento de la calidad de las aguas para comprobar si persisten efectos tardíos del vertido, todo ello con independencia de las actuaciones que lleve a cabo la Administración del Estado. En este sentido, el consejero ha asegurado que la Junta continuará alerta para que la calidad de las aguas de esta zona no se vea afectada por este hecho "ni por ninguna otra amenaza". 

En cuanto a la exigencia de responsabilidades, el titular andaluz de Medio Ambiente, que ha confirmado que Cepsa pagará la restauración del entorno bajo la premisa de que "quien contamina, paga", ha aclarado que el Gobierno central es el que está facultado para valorar si procede o no el inicio de un expediente sancionador en el que se investigue a los posibles responsables y se impongan las sanciones que correspondan, ya que el derrame de crudo se produjo desde buques a las aguas litorales. 

Es decir, la Junta de Andalucía es competente en materia de vertidos de tierra a mar y la Administración del Estado "de mar a mar". En esta línea, ha informado de que una vez recabados los correspondientes informes y actas de los Agentes de Medio Ambiente éstos se remitirán a Capitanía Marítima y a la Demarcación de Costas de Andalucía Atlántico para que tomen las medidas oportunas en el ámbito de sus competencias. 

No en vano, cuando se ocasionó este incidente la Consejería puso en marcha una serie de medidas para minimizar el impacto del vertido, en el marco de sus competencias. Así, la Delegación Territorial de Cádiz realizó el seguimiento del accidente y las operaciones de limpieza, en colaboración con los Agentes de Medio Ambiente y del personal de la Unidad de Calidad Ambiental del Campo de Gibraltar, con continuas comunicaciones con el Centro de Coordinación de Emergencias 112. 

En esta línea, Fiscal ha señalado que, tras el accidente, Cepsa activó el Plan Interior Marítimo avisando a Capitanía Marítima, al 112 y a la Consejería. Sobre las medidas adoptadas para minimizar el impacto del vertido, lo primero que hizo la empresa fue activar las embarcaciones de salvamento marítimo 'Salvamar Dubhe' y el remolcador 'Luz de Mar', que desplegaron una barrera en la desembocadura del río Palmones. El producto llegó a la playa de la Concha, afectando a un tramo de arena de 540 metros de longitud, y, por efecto del fuerte viento de levante, a una parte de la dársena del puerto pesquero. 

Ante esta situación, la Junta requirió a la empresa la necesidad de utilizar todos los medios a su alcance para reducir al máximo los efectos de esa descarga accidental, así como la remisión en el plazo máximo de 48 horas de un informe detallado sobre el accidente con datos referidos a las causas, daños causados y medidas correctoras tomadas. 

De esta manera, Cepsa desplegó el operativo de retirada del vertido y limpieza de la playa, que consistió en la retirada de la arena manchada y en la aspiración del crudo acumulado bajo el puente. Por su parte, las operaciones marítimas se centraron en la colocación de una barrera de contención para impedir el paso de la sustancia; en la mañana del día 29 de septiembre la playa de la Concha se encontraba ya prácticamente limpia, reduciéndose la afección a irisaciones en el interior de la dársena del puerto y a pequeños restos de hidrocarburos en la línea de marea. 

Para Fiscal, se hizo una actuación "de acuerdo con la envergadura del incidente", actuándose de forma "bastante efectiva", con una "buena" coordinación entre administraciones. 

"CONSTANTE DEGRADACIÓN" 

Por parte del Grupo Popular, el diputado Jacinto Muñoz Madrid ha considerado la actuación "adecuada, rápida y eficaz" en uno de los puertos más importantes de tráfico de personas y mercancías en España, si bien ha instado a la Consejería a informar sobre los controles diarios llevados a cabo y la posible afección medioambiental detectada. 

Ha añadido que el Ayuntamiento de Algeciras ha tenido conversaciones con la empresa, llegando a un acuerdo por el cual, tras la finalización del invierno y los temporales propios de la época, se aportarán cantidades económicas para regenerar parte de la arena de la playa. 

En lo tocante a Podemos, la parlamentaria María del Carmen García Bueno ha lamentado la "constante degradación" de la zona como consecuencia de los "continuos" vertidos, abogando en este sentido por un cambio den el modelo energético para paliar la dependencia de combustibles fósiles.

La diputada de Ciudadanos Marta Escrivá ha apelado a que el accidente pueda servir para revisar los protocolos de actuación, siendo "cada vez más exigentes", habida cuenta de que si los dispositivos establecidos permiten este tipo de fallos son susceptibles de corrección, pues las disfunciones mecánicas "tienen factores externos". 

Mientras que la diputada del PSOE Beatriz Rubiño ha alabado la actuación de la administración regional en el incidente, ha sido el parlamentario de IULV-CA José Antonio Castro quien primero ha incidido en un aspecto criticado por la mayoría de partidos: el hecho de que las inspecciones puedan llevarse a cabo "en plena noche y con temporal de levante" -algo en lo que se ha mostrado de acuerdo Fiscal, que ha anunciado que se dirigirá al Ministerio de Fomento para ver la posibilidad de posponerlas en estas condiciones- y con una evaluación de daños que parece "visual".

Fuente: 20minutos.es

Realizados 124 controles policiales contra el furtivismo en época de berrea, por Agentes de Medio Ambiente y Policía Adscrita

Esta actuación cuenta con la colaboración del Gobierno andaluz a través de efectivos de la Unidad de Policía adscrita a la Junta y Agentes de Medio Ambiente.

El dispositivo especial de lucha contra el furtivismo y el aprovechamiento ilegal del desmogue durante la berrea en Jaén ha realizado 124 controles policiales en las zonas de mayor riesgo como los accesos a Sierra Morena, a Despeñaperros, a las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas y El Condado.

Los controles policiales han permitido la identificación de un total de 1.013 personas, el chequeo de 736 vehículos particulares, así como la comprobación de la documentación de 14 armas y seis perros de caza.

Para tal cometido se han intensificado los controles por parte de los Agentes de Medio Ambiente de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía, así como de los Agentes de Medio Ambiente y celadores forestales de la Junta de Andalucía, en unos trabajos que han contado también con la colaboración de los agentes de la Guardia Civil.

El diseño y ejecución de estos controles tienen una función principal que es disuasoria y preventiva, tanto para la pretensión de la posible comisión de las actividades ilegales para las que se efectuaron, como también para cualquier otro ilícito penal o administrativo que se pudiera cometer.

Aunque haya transcurrido el plazo de vigencia de éste dispositivo de vigilancia y control, que coincide con la época de berrea, continuarán los controles policiales de manera eventual y aleatoria, hasta la finalización del periodo de caza, en el mes de febrero del próximo año.

Se trata de un dispositivo que cuenta con la coordinación de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén y la colaboración de la Subdelegación del Gobierno.

Fuente: ideal.es

Agentes de Medio Ambiente se suman a las labores del 112 en las intensas lluvias de Cádiz

La provincia se recupera de un fin de semana marcado por las intensas lluvias. El Servicio Emergencias 112 ha gestionado un total de 155 emergencias, 78 de ellas por problemas e inundaciones en viviendas.

El Servicio Emergencias 112, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta, ha gestionado durante este pasado fin de semana en la provincia de Cádiz un total de 155 emergencias por las lluvias caídas desde el viernes, de las cuales un total de 78 han sido por problemas e inundaciones en viviendas.

La jornada en la que se registraron un mayor número de incidencias fue la del domingo, con un total de 99, que es cuando se produjo la gran granizada en El Colorado, en Conil de la Frontera, como se puede apreciar en el video que ilustra la noticia que ha sido cedido a Radio Cádiz por Ramón Calvo.

En general, a lo largo de estos días se han registrado incidencias relacionadas con anegaciones de calles, caminos, viviendas, garajes y locales comerciales, alcantarillas obstruidas, balsas de agua, desprendimiento de tierra, caída de rayo, rescate de personas en vehículo y acumulación de barro en carreteras.

Los municipios afectados han sido Alcalá de los Gazules, Algeciras, Arcos, Barbate, Benalup, Cádiz, Chipiona, Chiclana, Grazalema, Jerez, La Línea, Los Barrios, Medina-Sidonia, Paterna de Rivera, Rota, San Fernando, San Roque, Sanlúcar, San Roque, Tarifa y Zahara, y con mayor incidencia en los casos de Conil y Vejer.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del territorio, Ángel Acuña, ha lamentado los daños sufridos por las intensas lluvias del fin de semana en la provincia. Acuña ha puesto como ejemplo que en Vejer de la Frontera han caído este fin de semana 180 litros por metro cuadrado, un 25 por ciento de lo que suele llover en todo un año en el término municipal.

Acuña ha visitado hoy junto a responsables técnicos de su departamento las zonas más afectadas por las lluvias, entre las localidades de Conil y Vejer, para hacer una valoración de los daños, estudiar los efectos de las lluvias sobre el terreno y ponerse a disposición de los ayuntamientos en las labores de limpieza.

El delegado de Medio Ambiente ha recordado que durante el fin de semana no han parado de trabajar en las zonas afectadas los Agentes de Medio Ambiente, que se han sumado a la labor del Servicio de Emergencias 112, que además gestionar las incidencias en toda la provincia desplazó a un asesor técnico de emergencias a la localidad de Conil una vez que el Ayuntamiento de esa localidad activó a las 9:14 horas del domingo el Plan de Emergencia Municipal por inundaciones. El plan estuvo vigente hasta su desactivación a las 15.20 horas.

Carreteras cortadas

Asimismo, en la provincia se han registrado a lo largo del fin de semana incidencias en carreteras que han originado el corte parcial o total de las vías de comunicación, entre ellas la CA-9104 a la altura de Grazalema y cortada por desprendimiento de tierra; la A-389 cortada en tramo desde los kilómetros 29 al 36 tras anegarse; la CA-3113 cortada por anegación en el tramo entre los kilómetros 10 al 17; el corte del carril derecho de la A-48 entre los kilómetros 20-21 a la altura de Chiclana de la Frontera por barro en la calzada; o el corte de la A-2232 y la A-2233 en Conil, la segunda por desbordamiento del río Salado.

Fuente: cadenaser.com