Hola, Bienvenid@ a nuestro blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.

3 de febrero de 2016

Agentes de Medio Ambiente: claves en la investigación de delitos de incendio forestal #AAMM #AAFF

Tras el rastro del incendio. Diez agentes de medio ambiente forman en Málaga la Brigada de Investigación de Incendios Forestales Su misión: que no queden impunes.

Su intervención es clave para hacer hablar al monte y desvele qué o quién ha hecho que arda en llamas. Su trabajo, discreto y desconocido por muchos, resulta crucial para que los incendios que cada año se ceban con el patrimonio forestal no queden impunes y se sepa la verdad de lo ocurrido. Diez agentes de medio ambiente trabajan en la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la provincia y, aunque su carga de trabajo se multiplica por mil en la época de mayor riesgo, no descansan ni en invierno, siempre vigilantes y al acecho de cualquier indicio que les lleve hasta el final.

En lo que va de año ya han tenido que iniciar la investigación de dos siniestros y desde 199, año que empieza a operar en Málaga, ya han determinado 2.600 puntos de inicio de 1.800 incendios distintos. Solamente el año pasado investigaron unos 153 fuegos ocurridos en la provincia, de los que emitieron más de 110 informes.

Su trabajo comienza con el aviso de un incendio y acuden en el mismo momento cuando no existe una causa clara evidente del origen para evitar que las tareas de extinción destruyan pruebas esenciales para descubrir qué lo originó, cómo, por qué y quién. Su objetivo, en definitiva, es conseguir la prueba pericial que permita que el siniestro no quede impune. "El tiempo que pasa es la verdad que huye" es su lema.

A simple vista, son capaces de ver las pistas que el fuego ha dejado a su paso. Solamente con ver la orografía de la zona y en función de la climatología, los agentes de Medio Ambiente especializados en la investigación de incendios pueden aventurar un punto de inicio con ayuda también de las fotos aéreas que toman los técnicos del dispositivo Infoca. A partir de ahí, se determina el perímetro de la posible zona de origen del fuego para que no se contamine el lugar y se empieza a reconstruir su recorrido al revés, es decir, desde donde se ha propagado hacia el inicio.

Cualquier elemento del entorno da información de lo ocurrido. "El fuego deja indicativos de paso y la vegetación, el suelo, los árboles y las piedras hablan de cómo se han quemado e indican hacia dónde fue y de dónde vino, lo que nos lleva al inicio del incendio y, por tanto, a los indicios que ayuden a demostrar la causa y el causante", contó el responsable de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de la provincia de Málaga que atesora más una dilatada experiencia en esta materia.

La dirección que ha seguido el fuego resulta clave para tener éxito en una investigación y llegar a encontrar evidencias del origen de la combustión. Y es que, según aseguró, "conforme va avanzando el fuego hay una graduación del año, lo que indica que la vegetación de alrededor del punto de inicio está siempre menos quemada". También la mineralización completa de las cenizas en un punto concreto, es decir, cuando están más blancas, es una pista fundamental porque indica mayor resilencia en esa zona.

La segunda pregunta crucial es determinar qué tipo de actividades suelen darse en la zona y que hayan podido generar esa fuente de energía, como barbacoas, quemas agrícolas o uso de maquinaria, por ejemplo.

Esta semana tocaba volver al lugar donde el pasado 9 de enero un incendio ocurrido en los alrededores de una vivienda en una zona rústica de Cómpeta amenazó con saltar al cercano parque natural de Sierra Almijara en mitad de la noche. En ese caso, los agentes de medio ambiente que trabajan en la BIIF en Málaga encontraron evidencias de restos de carbones procedentes de una chimenea o barbacoa, que se depositaron junto a una zona de vegetación sin apagar. Tampoco había ejecutado su plan de autoprotección, una exigencia legal que deben tener todas las edificaciones en zonas forestales o de influencia forestal para que no haya continuidad que facilite la propagación de un hipotético fuego ni en horizontal ni en vertical y que desgraciadamente no todas cumplen.

Las negligencias o imprudencias son, de hecho, el origen de más del 50% de los incendios investigados el año pasado en la provincia de Málaga. Los siniestros con un origen natural suelen ser los menos, poco frecuentes y causados principalmente por un rayo o por la fermentación de restos orgánicos, como por ejemplo ocurre en un vertedero.

La dificultad llega cuando se producen varios focos en un mismo incendio. En ese caso, explicó este agente de medio ambiente, "hay que descartar primero el posible transporte de pavesas y de material combustible en combustión para poder plantear que ha sido intencionado, en muchos casos por venganzas contra el propietario de la parcela o contra la propia administración".

El problema, contó otro de los agentes de medio ambiente de la BIIF, es "cuando no se puede precisar el origen de la propagación del fuego". Reconoce que a veces resulta ciertamente complicado cuando, por ejemplo, se ha iniciado por el salto de pavesas originando varios focos y cuando el incendio comienza al lado de vías de comunicación "porque se destruyen muchas pruebas con la llegada de los primeros medios de extinción".

De ahí, que la minuciosidad de su trabajo sea clave para no dejar ninguna pista en el camino. Tanto es así que cuando no está tan claro actúan como verdaderos arqueólogos con pincel en mano para analizar todo el perímetro acotado en calles.

Una de las primeras evidencias que buscan en el lugar del suceso es si la fuente de energía original ha sido suficiente para propagar el incendio o bien hay un elemento que ayuda a distribuirlo. Por ejemplo, los que los investigadores llaman el combustible vegetal fino y muerto o, lo que es lo mismo, la hierba seca arde a más de 250 grados de temperatura, mientras que solamente la punta de un cigarrillo encendido puede llegar a los 500 ó 600 grados "temperatura suficiente para iniciar un incendio si se dan las condiciones".

Cuanta menos agua tenga la vegetación hará falta menos energía para formar llama, mientras que cuando el índice de humedad relativa del combustible ligero y muerto es superior al 12% es "sumamente improbable que una colilla forme un incendio, concretamente menos del 6% de probabilidades de que se origine la ignición", explicó el responsable del BIIF de Málaga.

El perímetro de actuación en el que los agentes de medio ambiente deben encontrar las pistas que les permitan desentrañar lo ocurrido suele rondar entre los 500 metros cuadrados y las dos hectáreas como máximo. Y normalmente el mismo día del incendio suelen hacerse con todas las evidencias para ubicar el punto de inicio y la posible causa. Más tarea supone dar con el causante, en algunos casos gracias al ticket de compra de la carne usada en una barbacoa que fue el origen de un incendio ocurrido en Mijas en 2008.

Como agentes de la autoridad, el personal de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales hacen uso de todos los medios a su alcance para llegar hasta el final en cada incendio. Identifican a al propietario de la parcela y a los vecinos, comprueban las referencias catastrales y el uso que se hace de los distintos suelos afectados. Con el informe que elaboran sobre la investigación y la aportación de las pruebas materiales del suceso, son las cuerpos y fuerzas seguridad del Estado como la Guardia Civil y la Policía autonómica adscrita a la Policía Nacional los encargados de la llamada prueba personal cuando se logra identificar al responsable.

A priori, todos los incendios por pequeños que sean son perseguibles judicialmente, aunque será un juez el que determine finalmente si ha habido dolo o no. Lo único que lamentan es la lentitud del proceso que en la mayoría de los casos supera los cinco años entre el incendio y la celebración del juicio contra el responsable.

Hasta ahora, la mayor pena de cárcel confirmada por el Tribunal Supremo contra el responsable de un incendio es la de un hombre que en 2001 fue identificado como autor de un fuego en Ojén. Por aquel delito se le pedía una pena de entre 11 y 17 años de prisión, aunque finalmente se le redujo hasta los ocho años por el atenuante de la enajenación mental que padecía.

El rastro del fuego implica también riesgos para estos agentes que en algunas ocasiones se han visto rodeados por el fuego mientras trataban de hallar su causa y a su causante. Pero su mayor aliada es la propia naturaleza. Vegetación, piedras y suelo son capaces de guardar las evidencias de un incendio durante décadas.

Fuente: malagahoy.es

28 de enero de 2016

120 Agentes de Medio Ambiente participan en la conservación del Aguilucho cenizo #AAMM #AAFF

La Junta actúa en siete provincias para conservar el aguilucho cenizo con colaboración de unos 120 Agentes Medioambientales.

a actúa en siete provincias para conservar el aguilucho cenizo con colaboración de unos 120 agentes medioambientales

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2654845/0/junta-actua-siete-provincias-para-conservar-aguilucho-cenizo-con-colaboracion-120-agentes-medioambientales/#xtor=AD-15&xts=467263
La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha confirmado que, en cumplimiento del protocolo previsto, se ha actuado en las siete provincias andaluzas —todas menos Almería— donde se reproduce el aguilucho cenizo, especie calificada de 'vulnerable' según el Libro Rojo de los Vertebrados en España y protegida por la legislación europea. 

En respuesta a una pregunta parlamentaria de Ciudadanos (C's) que planteaba la parálisis del programa regional específico para este ave desde 2011, consultada por Europa Press, el consejero del ramo, José Fiscal, ha explicado que en el desarrollo del protocolo se ha contado con diferentes asociaciones ecologistas, asociaciones de voluntarios y entidades colaboradoras, siendo destacable la participación de más de 120 Agentes de Medio Ambiente

Las acciones llevadas a cabo han sido, entre otras, la detección de los nidos, su seguimiento, contacto con propietarios y maquinista y la salvaguarda de los nidos mediante rescate de pollos y huevos. 

Con estos ejemplares se procede a la cría en cautividad y posterior suelta al medio natural mediante la técnica de 'hacking', para lo que se ha contado con el apoyo de los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) y con el Parque Zoológico de Jerez, entidad que viene colaborando desde 2013.

Todos estos trabajos se han realizado conforme lo previsto, según la Junta, que añade que actualmente se encuentra en la fase de puesta en común de los datos obtenidos, discusión de resultados y elaboración de informes. 

Cultivos de cereal como principal hábitat de cría 

El aguilucho cenizo es una rapaz de pequeño tamaño que visita la Península Ibérica para reproducirse, seleccionando principalmente los cultivos de cereal para su actividad. Este hecho es una de las mayores causas de mortalidad por acción indirecta del hombre, debido a la recolección mecanizada de la cosecha de cereales de periodos cortos que ocasiona la pérdida de algunos nidos de la especie. 

Esta rapaz se distribuye de forma continua en el valle del Guadalquivir, utilizando los cultivos de cereal como principal hábitat de cría, localizándose las mayores densidades en la provincia de Jaén, en la zona occidental de la provincia de Sevilla y en la oriental de Huelva. También se han detectado grandes concentraciones en el área septentrional de Málaga y Cádiz, y en gran parte de la franja litoral gaditana. 

Las acciones previstas en el marco del plan para la conservación de la especie pasan por seguimiento de la población, manejo de nidos y retirada momentánea de la pollada mientras se cosecha la parcela. Esta iniciativa contempla también otras medidas como el arrendamiento de terrenos, seguros para retrasar la cosecha, compra de cosecha antes de que se coja, acuerdos con particulares para el manejo del cultivo, control de la depredación y campañas de sensibilización dirigidas especialmente a agricultores para que participen en acciones de buenas prácticas agrícolas. 

Andalucía alberga unas 25 especies diferentes de aves esteparias, de las cuales 15 están amenazadas; entre ellas, la avutarda, catalogada en peligro de extinción, es la más amenazada, seguida de la alondra de 'dupont' o ricotí y el aguilucho cenizo, vulnerables a la extinción. 

Estas aves tienen su hábitat natural en las estepas y campiñas de la comunidad, superficies llanas o levemente onduladas sin apenas arbolado y con predominio de cultivos herbáceos, especialmente cereales. 

La conservación y mejora de estos espacios es esencial para garantizar la preservación de estas especies: por ello, uno de los pilares básicos en el programa de conservación de las esteparias es contar con el compromiso y apoyo de los agricultores, ganaderos y propietarios de fincas para la mejora de estos espacios en general, y de las condiciones de vida de estas aves en particular. 

Fuente: 20minutos.es

Agentes de Medio Ambiente en alerta ante el riesgo de incendios #AAMM #AAFF #IIFF

La Junta pide extremar las precauciones ante el riesgo de incendios forestales.

La Junta de Andalucía ha realizado un llamamiento a la colaboración ciudadana para evitar los incendios forestales ante la situación de riesgo por las condiciones meteorológicas adversas, marcadas por la escasez de precipitaciones, temperaturas superiores a la media y episodios frecuentes de vientos secos y fuertes de componente oeste.

Este otoño han vuelto a incrementarse las intervenciones del Plan Infoca en incendios derivados de quemas agrícolas por lo que desde la Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Almería se insiste en la obligatoriedad de solicitar la correspondiente autorización para las tareas que impliquen el uso del fuego o que puedan suponer un riesgo para el monte y en la necesidad de extremar las precauciones en su realización, según ha trasladado Medio Ambiente en una nota.

Sólo durante el pasado día 16, el Centro Operativo Provincial del Infoca recibió casi una decena de avisos en los que se alertaba de la existencia de columnas de humo en diferentes puntos de la provincia. Agentes de Medio Ambiente y efectivos del Plan Infoca, de la Guardia Civil, de la Policía Local y de Protección Civil intervinieron para evitar que el fuego de quemas agrícolas incontroladas se propagase.

Entre otras medidas de prevención, las quemas únicamente se podrán ejecutar en condiciones meteorológicas favorables y tendrán que ser suspendidas cuando supongan un riesgo de incendio. Las quemas agrícolas autorizadas se realizan en ausencia de viento y vigilando la zona quemada hasta su completa extinción.

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha señalado que "mientras el número de intervenciones del Plan Infoca durante la campaña de extinción, que se extiende de junio a septiembre, se mantiene estable durante los últimos ejercicios, las realizadas fuera de este período de máximo riesgo muestran un tendencia ascendente, de forma que en siete años prácticamente se han duplicado".

Los fuegos derivados de quemas de podas y rastrojos que se llevan a cabo sin medidas preventivas o en condiciones poco favorables están en el origen de estos incendios forestales fuera del periodo de máximo de riesgo. Para evitarlos, la Junta pide la colaboración de los agricultores y propietarios de explotaciones agrícolas.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio insiste en que "los incumplimientos de las normas en las quemas agrícolas pueden tener graves consecuencias sobre la seguridad e integridad de los ciudadanos y del patrimonio natural".

"Es necesario cumplir escrupulosamente las medidas preventivas a la hora de utilizar fuego en labores agrícolas y evitar cualquier actividad que pueda llevar a situaciones de peligro como las que genera un incendio forestal", ha recalcado Antonio Martínez. 


27 de enero de 2016

Agentes de Medio Ambiente valoran la producción de malos olores en zonas industriales #AAMM #AAFF

La Junta dará a conocer su estudio sobre los malos olores a finales de mes. Medio Ambiente anuncia la presentación tras un nuevo episodio de pestilencia.
 
La delegada territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Rocío Jiménez, aseguró ayer que los resultados del estudio olfatométrico para la identificación de los malos olores que ha encargado la Administración regional a la empresa Strengths "están a punto", de conocerse de manera que espera que "a finales de la semana próxima o comienzos de la siguiente" se puedan hacer públicos.

La delegada se refirió a esta cuestión ya que el pasado martes se registraron 26 llamadas al 112 alertando de malos olores. Jiménez explicó que, de nuevo, se pudo comprobar que los parámetros se encontraban dentro de lo establecido. Añadió que Agentes de Medio Ambiente se desplazaron a la zona industrial (Nuevo Puerto y Punta del Sebo) para valorar 'in situ' la situación.

La delegada explicó que la salida de Agentes de Medio Ambiente para analizar la situación de olores se realiza de manera "continuada", pero este martes salieron ante la veintena de llamadas para hacer una inspección y ayer se vio el informe correspondiente, aunque dejó claro que "los valores estaban dentro de la normalidad y ni siquiera se acercan a los máximos permitidos". No obstante, la Junta sabe que es "una molestia que está ahí y queremos solucionarla", de manera que "estamos en ello".

Cuestionada por las medidas que puede tomar la Junta, recordó que la Administración regional puede solicitar a la empresa o empresas que corresponda si se determina la incidencia de éstas, tomar medidas correctoras para evitar episodios de pestilencia al tiempo que ha subrayado que a algunas empresas, a las que ya se le exigió, tomaron medidas que se han puesto en marcha esta misma Navidad.

La Junta encargó este estudio, que comenzó en septiembre en su fase piloto, y que tiene un coste de 17.000 euros. Igualmente, la voluntad de la Administración es que haya continuidad en el tiempo para poder completarlo. 

18 de enero de 2016

Tras denuncia de Agentes de Medio Ambiente ingresa en prisión el exalcalde de Cómpeta condenado por delito urbanístico #AAMM #AAFF

Ingresa en prisión el exalcalde de Cómpeta, condenado a dos años por delito urbanístico. El juez toma la decisión al considerar como antecedentes las sentencias por otras causas también contra la ordenación del territorio.

Los delitos urbanísticos siguen pasando factura a algunos cargos públicos en la Axarquía. El exalcalde de Cómpeta entre 1991 y 2007, y de Canillas de Albaida, entre 1979 y 1991, Leovigildo López Cerezo (Cómpeta 1944), se encuentra desde el pasado sábado 9 de enero en la prisión de Alhaurín de la Torre, por orden del Juzgado de lo Penal número 4 de Málaga, después de que en 2014 fuera condenado a dos años de cárcel por construirse un almacén sin licencia en suelo no urbanizable.

López Cerezo, de 72 años de edad, tuvo que ingresar en la cárcel después de que la Audiencia Provincial rechazara el recurso de ingreso en prisión presentado por su representación legal. Sobre el exregidor pesan 28 años de inhabilitación y multas impuestas por diversos delitos urbanísticos anteriores a dicha condena. La consideración de tales condenas como antecedentes es lo que ha llevado al Juzgado a ordenar su ingreso en prisión. 

El Juzgado de lo Penal número 4 de la capital dictó el pasado 14 de diciembre una providencia fijando un plazo de cinco días para el ingreso voluntario de López Cerezo en el centro penitenciario más cercano, bajo apercibimiento de decretar su búsqueda, detención e ingreso en prisión. Ante este auto el exregidor optó por presentarse voluntariamente el pasado sábado, por lo que desde entonces se encuentra en la cárcel de Alhaurín de la Torre.

Aunque desde que se produjo la sentencia en 2014 el exalcalde ha procedido a la demolición del almacén –el fallo judicial le imponía la obligación de demoler a su costa las obras para el restablecimiento de la legalidad urbanística–, ello no ha impedido su ingreso en prisión. 

El almacén fue edificado en el paraje conocido como Cortijo Ranuelas, zona calificada como suelo no urbanizable protegido al estar dentro del Parque Natural Sierras Tejeda, Almijara y Alhama, dentro del término municipal de Canillas de Albaida. 

Se trataba de una edificación de dos plantas y sin comunicación interna de 29,4 metros cuadrados construidos, situado junto a una antigua ruina de una construcción anterior, lo que llevó a Fiscal a considerar que se trataba de una edificación nueva. 

Las obras fueron descubiertas en agosto de 2009 estando aún en ejecución por los Agentes de Medio Ambiente, cuando López ya había dejado el cargo de alcalde de la localidad de Cómpeta y se había alejado también de la actividad política. 

Condena.

El procedimiento finalizó en una condena por un delito contra la ordenación del territorio a dos años de prisión, multa de 7.200 euros e inhabilitación para oficio relacionado con la construcción por dos años.

Se trata de la cuarta sentencia condenatoria que recae sobre el exregidor.La diferencia es que en las tres anteriores las penas eras de inhabilitación y multa. Han sido estas condenas lo que ha llevado al Juzgado de la Penal número 4 a considerar que López contaba con antecedentes y por tanto debía cumplir la condena de prisión.

En 2008, el exedil fue condenado a siete años de inhabilitación por el Juzgado de los Penal número 1 por un delito contra la ordenación del territorio por conceder en 2001 un licencia de obras en suelo no urbanizable. En 2011, el Juzgado de lo Penal número 3 volvía a condenar al exmandatario a otros siete años de inhabilitación, también por conceder una licencia en suelo no urbanizable. Asimismo, en 2013, el Juzgado de lo Penal 4 dictaba una nueva condena, esta vez de 14 años de inhabilitación, por dos delitos de prevaricación urbanística, por conceder varias licencias en suelo no urbanizable. 

El exalcalde de Cómpeta fue absuelto por otra parte en abril de 2015 de un delito urbanístico por autorizar en 2003 la construcción de 15 viviendas unifamiliares en suelo rústico tras retirar la fiscalía la acusación.

Fuente: diariosur.es